¿Cómo cambiar la apariencia de un dormitorio de manera económica?

La remodelación general de nuestro dormitorio puede ser una inversión bastante costosa. Sin embargo, si queremos solo refrescar su aspecto, no tenemos que gastar una fortuna. Gracias a algunos trucos simples podemos hacer que nuestra alcoba se convierta en un lugar totalmente diferente.

Una pared en lugar de cuatro

El primer modo que nos permite cambiar la apariencia de nuestro dormitorio consiste en centrarnos en una sola pared, por ejemplo la que se encuentra detrás de la cabecera de la cama o la opuesta a esta. Podemos pintarla de otro color lo que hará que toda la habitación obtenga más dinamismo. Otra buena idea se trata de usar un papel pintado con fotografías, por ejemplo uno con un bonito paisaje – un lago, un bosque u otro panorama natural que nos tranquilice y ayude a dormir. El costo de pintar una pared puede ser más o menos de 150 €, mientras que un papel pintado fotográfico nos costará 30 – 60 €.

Lleva tu cama a otro nivel

Otro elemento que podemos modificar de manera económica es nuestra cama. Basta comprar una colcha nueva con un patrón de moda, por ejemplo con un diseño étnico, floral o animal. La elección de un cubrecama específico depende de nuestro gusto, lo cierto es que gracias a este podremos transformar completamente la apariencia de nuestra cama.

Además de una colcha, vale la pena invertir en unos cojines decorativos que serán no solo un bonito adorno de la habitación, sino que también le proporcionarán un ambiente más acogedor. Podemos escoger cojines de diferentes tamaños y combinarlos según nuestro gusto. El costo de un cubrecama y algunos cojines decorativos con sus fundas es un gasto de aproximadamente 40 – 80 €.

Iluminación con un buen estilo

La luz tiene una influencia enorme en cómo se presenta nuestra alcoba. Una iluminación bien escogida confiere al espacio una atmósfera íntima, calmada y tranquila. Vale la pena invertir en una nueva lámpara de techo, por ejemplo hecha de mimbre que otorgará a la habitación una luz cálida y agradable. Además de la iluminación del techo, es importante prestar atención a las fuentes de luz adicionales. Os aconsejamos especialmente las lámparas de pie con la pantalla de papel o unas guirnaldas luminosas para colgar en la pared. Tal iluminación hará que nuestro dormitorio se convierta en un lugar muy acogedor – un verdadero remanso de paz. Cambiando la iluminación del dormitorio gastaremos aproximadamente 150 – 250 €. 

Decoraciones y accesorios

Nada cambiará mejor el aspecto de nuestro dormitorio que una decoración para colgar en la pared o para poner en una cómoda. Si nos hemos aburrido de las paredes vacías en nuestra alcoba, podemos colgar en estas unos cuadros o fotografías en portarretratos sin marco, gracias a lo cual nuestra habitación ganará un toque interesante y personal. Una buena idea consiste también en comprar un puf, unos cojines para sentarse en el piso o un tapete pequeño para colocar al lado de la cama. Estos accesorios le brindarán a nuestro dormitorio un alma, mientras que a nosotros nos conferirán la alegría de tener un ambiente bonito y tranquilo. En lo que respecta a los adornos y accesorios, gastaremos aproximadamente 150 – 200 €.

Gracias a las nuevas adquisiciones que costarán entre 500 y 700 €, nuestro dormitorio podrá convertirse en un lugar totalmente diferente. Si actualmente no tenemos fondos para permitirnos tal gasto, siempre podemos acudir a los préstamos rápidos que se vuelven una forma de ayuda financiera cada vez más popular. Los préstamos rápidos son fáciles de obtener y muy seguros, adicionalmente, no desbalancearán nuestro presupuesto, ya que la mayoría de estos se pueden fácilmente amortizar en tan solo un mes. Vale la pena optar por los préstamos rápidos, ya que gracias a estos podremos cumplir nuestro sueño de tener una alcoba moderna, tranquila y acogedora.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *